Era un monasterio cisterciense femenino fundado por Luis IX de Francia (1214-1270) con la colaboración de su madre Blanca de Castilla (1187-1252).

Hacia el 1244 los monarcas iniciaron la construcción del monasterio, la fundación la formalizaría san Luis el 1248, fecha en que llegaron las primeras religiosas.

La primera abadesa fue Alix de Mâcon salida de la abadía de Maubuisson (Valle del Oise) también obra de Blanca de Castilla.

Los fundadores también dotaron económicamente el nuevo monasterio para garantizar su continuidad.

El rey Felipe el Hermoso (1285-1314) dio a la abadía una arqueta con reliquias de su abuelo y fundador, San Luis, pieza que se conserva en el museo del Louvre.

En 1358, durante la guerra de los Cien Años, el monasterio fue atacado e incendiado perdiéndose la mayor parte, lo que obligó a su reconstrucción, que se prolongó hasta el S.XVI y aún durante el S.XVII.

En 1624 la abadesa Marie-Marguerite de la Trémouille-Rohan reformó el monasterio en las reglas, que en aquella época se habían relajado.

FUENTE www.monestirs.cat


0 comentarios

Comentario