Según la creencia popular, la primera iglesia dedicada a la Virgen de Monte Bérico surgió en el lugar donde, por dos veces, la Virgen María se había aparecido a Vincenza Pasini, en 1426 y 1428, durante la epidemia de peste.

Un documento, identificado como Códice 1430 y conservado en la Biblioteca Bertoliana de Vicenza, cuenta de manera detallada los hechos ocurridos en la ciudad desde 1426 hasta 1430.

En el códice detalla “la maravillosa y estupenda construcción de la iglesia de la gloriosa Madre de Dios, la Virgen María, en el monte, llamado ‘sagrado’, y los milagros y los demás hechos prodigiosos que ocurrieron tras un larguísimo período de sufrimientos.”

Desde el año 1404 hasta entrado el 1428, esta ciudad y su territorio, sufrieron casi continuamente por gravísimas pestilencias y enfermedades.

En aquellos años vivía en La ciudad una mujer de casi setenta años, Vincenza Pasini, que cada mañana subía al monte Bérico para llevarle la comida a su marido, Francesco di Giovanni da Montemezzo, que allí cultivaba una pequeña viña.

Vincenza llevaba una vida sencilla y honesta, en la devoción al Señor y a su Santísima Madre, hacia la que sentía una excepcional amor.

El 7 de marzo de 1426, la mujer, como siempre, llegó a la cima del monte. Tras llegar, vio frente a ella a una mujer con el aspecto de una hermosísima reina, con ropa más brillante que el sol, envuelta en una fragancia de mil perfumes.

Frente a tanta belleza, la pobre mujer perdió sus fuerzas y cayó de bruces al suelo. Entonces la hermosa señora, tomándola con su mano la levantó del suelo y le dijo:
-“Yo soy la Virgen María, la Madre de Cristo muerto en la cruz para la salvación de los hombres. Te ruego que vayas a decirle en mi nombre al pueblo vicentino que construya en este lugar una iglesia en honor mío, si quiere volver a tener salud, si no, la peste no tendrá fin”.

Vincenza entonces, llorando de alegría y arrodillada delante de la Virgen, respondió:
-“Pero el pueblo no me creerá. Y, Madre gloriosa, ¿dónde encontrar el dinero para hacer estas cosas?”.

La Señora contestó:
– “Como prueba de lo que digo, que excaven aquí, y de la árida roca brotará agua, y cuando comiencen la construcción no les faltará el dinero”.

Diciendo esto, con una ramita de olivo en forma de cruz marcó en el suelo el lugar e incluso la forma de la iglesia que había de construirse. Plantó luego la ramita en la tierra, precisamente en el lugar donde hoy está el altar mayor del santuario.
Pero esto no fue todo, Maria Santisima añadió:
– “Todos los que con devoción visiten esta iglesia en mis fiestas y en cada primer domingo del mes, tendrán como don la abundancia de las gracias y la misericordia de Dios y la bendición de mi propia mano maternal”.

Bajó a Vicenza y contó todo a las personas que veía, pero nadie le creía.

Al cabo de dos años hubo otra aparición de la Virgen a Vincenza Parisi, exactamente el 1 de agosto de 1428 . La Virgen repitió las mismas palabras, con la misma petición y la misma promesa a la anciana. Vincenza bajó a la ciudad y se puso a gritarles a todos, a la gente sencilla y a las autoridades de la ciudad, el deseo de la Madre celestial, y esta vez a Vincenza le creyeron.
Es así que decidieron construir, en un tiempo brevísimo, la iglesia del monte Bérico: “Una vez tomada la decisión, confiando solo en la esperanza de Dios y encomendándose a la Virgen gloriosa, la construcción de la iglesia se comenzó el 25 de agosto del mismo año de 1428”.

La Virgen había hablado a Vincenza de una fuente de agua que surgiría de la roca en el lugar donde debería levantarse el santuario.
Y esto fue lo que ocurrió durante las obras de excavación:
“…brotó como un manantial una maravillosa e increíble cantidad de agua… que rebosó como un río abundante que con gran ruido bajaba por el monte”, informa el Códice.
Y según otra promesa de la Virgen, también el dinero llegó en grandes cantidades.

En otro documento del 15 de julio de 1434, la trascripción del texto de una lápida de mármol que fue destruida dice:
“Comenzada su construcción el 25 de agosto, la peste casi desapareció y, completada la iglesia en tres meses, toda esta provincia quedó libre completamente de tanta calamidad. De modo que desde este día, por la ayuda de Dios, nadie más sufrió por aquella enfermedad“.

fuente:https://forosdelavirgen.org/…/virgen-del-monte-berico-ital…/


❤️ Hagamos conocer y amar a la Virgen María.


0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: