82. 🔺 El Santo Sacrificio de la Misa

La Misa es el punto culminante de nuestra devoción eucarística, ya que es la renovación incruenta del sacrificio de Jesús en la Cruz.

Jesús murió para salvarnos de nuestros pecados.

Ahora está en la gloria y nunca más puede sufrir o morir de nuevo.

Pero su muerte fue el mayor acto de amor que el mundo jamás haya visto:
Dios murió para que sus propias criaturas pudieran vivir.

No todos los seguidores de Jesús podrían haber estado en el Calvario hace dos mil años para presenciar este supremo acto de amor, pero por el Santo Sacrificio de la Misa, Jesús hizo posible que los méritos y gracias de su muerte sacrificial se hicieran presentes para todos sus seguidores en todas partes de la tierra, y hasta el final de los tiempos.

Por eso podemos hablar del valor infinito del Santo Sacrificio de la Misa.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: