92. 🔺IMPORTANCIA DE LA REPARACIÓN
.
Hoy día, en el seguimiento de Cristo se incide especialmente en la alabanza, la adoración, la petición y el perdón, pero hemos silenciado y olvidado un aspecto esencial de la vida cristiana: la reparación a Dios por nuestras culpas.
.
Así nos lo expresa Pío XI:
“ Es necesario satisfacer a Dios, juez justísimo, por nuestros innumerables pecados, ofensas y negligencias. Los actos de amor y de reparación tributados al amor infinito de Dios hacia los hombres, lejos de estar contaminados de materialismo y de superstición, constituyen una norma de piedad, en la que se cumple perfectamente aquella religión espiritual y verdadera que anunció El Salvador.
.
Así lo quiso el mismo Jesús al manifestarse a Santa Margarita Mª de Alacoque; Jesús se presentó diciendo:
“He aquí este Corazón que tanto ha amado a los hombres y de tantos beneficios los ha colmado, y que en pago a su amor infinito no halla gratitud alguna, sino ultrajes, a veces aun de aquellos que están obligados a amarle con especial amor”.
.
Para reparar estas y otras culpas recomendó entre otras cosas que los hombres comulgaran con ánimo de expiar, que es lo que llaman Comunión Reparadora, y las súplicas y preces durante una hora, que propiamente se llama la Hora Santa; ejercicios de piedad que la Iglesia no sólo aprobó, sino que enriqueció con copiosos favores espirituales”.
.
.

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: