VALOR, SACRIFICIO, PROMESA, CAPILLA

VALOR

Muchas serán las ocasiones en las que necesitaremos tener valor para permanecer firmes en lo que nos pide Dios a cada uno. Si queremos hacerlo por nuestras propias fuerzas, tal vez lo logremos una que otra vez, pero muy probablemente fracasemos en muchos intentos. Lo que nos dará valor siempre serán la oración, los sacramentos, los sacrificios, es decir, unidos a Dios. Y es por eso que los pastorcitos pudieron tener el Valor para enfrentar todos los peligros a los que estuvieron expuestos. De no ser porque estaban unidos por el Rosario y de que Dios les ayudaría en todo momento, no les hubiera sido resistir a tanta presión, la cárcel y a todas las amenazas que recibieron.

 

SACRIFICIO

Cuando escuchamos la palabra SACRIFICIO tal vez nos vengan a la mente terribles cosas, sin embargo, lo que la Virgen nos enseña es que el verdadero sacrificio esta en el cumplimiento del deber diario, pues es ahí donde encontramos muchas ocasiones de sufrimiento y sacrificio. Dios no quiere de nosotros nada fuera de lo común, únicamente que aceptemos disciplinarnos diariamente en el cumplimiento de nuestros deberes y responsabilidades. Ahí está la Voluntad de Dios para cada uno. Francisco, Jacinta y Lucia entendieron perfectamente que debían rezar y ofrecer sacrificios por el fin de la guerra –la Primera Guerra Mundial-, por la paz del mundo, por la conversión de los pecadores y para consolar a los corazones de Jesús y de María. Y lo hicieron, ¡vaya si lo hicieron!

 

PROMESA

La Virgen María es de confiar. en esta aparición promete un milagro para octubre, y los pastorcitos confían en ella, no dudan ¿Nosotros creemos en las promesas de la Virgen María? además del milagro ¿que otras cosas nos ha prometido en sus apariciones en Fátima?

- Si rezamos el rosario, alcanzaremos la paz
- Que su Corazón Inmaculado triunfará sobre todo mal - la oración y sacrificio pueden salvar muchas almas

Muchas veces somos muy desconfiados de las promesas de las personas, porque tal vez nos han prometido sin cumplir, sin embargo, la Virgen María durante su vida terrena demostró que siempre podremos confiar en Ella.

La confianza en la Virgen María nos viene de la misma confianza que ella experimentó en Dios al ser elegida y llamada para ser la Madre de Jesús, así ella, en su experiencia de confianza y de fe en la elección de Dios sobre su persona en bien de la humanidad, nos da la pauta para confiar en ella, siendo guía, modelo y maestra de la confianza en Dios.

CAPILLA

"...para una capilla que mandaré a hacer". Y podríamos preguntarnos, ¿para qué querría la Virgen se construya una Capilla? Para que vayamos al Corazón Eucarístico de Jesús. La Capilla, es el lugar donde se celebra la Eucaristía, la Misa todos los días y Jesús Sacramentado es adorado por todos los que allí vamos.

Es el refugio visible de las almas devotas del Corazón Inmaculado son las Iglesias, y la señal de encontrarnos bajo el amparo de nuestra Madre del Cielo será la frecuencia con que, acercándonos a ellas, recibamos los sacramentos. Aquel que vive en gracia, que se confiesa y comulga frecuentemente, gozará de la certeza de saberse refugiado bajo el Corazón Inmaculado de María.

A %d blogueros les gusta esto: