Fátima: un Plan de Paz y una Escuela de Amor
¡María, Reina de la Paz, ruega por nosotros!”.

​En 1917, la Primera Guerra Mundial producía ya, un enorme sufrimiento particularmente en Europa… millones de vidas y familias destrozadas. El Papa Benedicto XV, recién elegido, manifestaba su rechazo a aquel “espectáculo monstruoso” y su prioridad era poner todos los medios humanos a su alcance para lograr la paz, suplicando constantemente a los responsables de los gobiernos: “Que nos escuchen, rogamos a aquellos en cuyas manos están los destinos de los pueblos. Otros medios existen, y otros procedimientos para reivindicar los propios derechos… Acudan a ellos, depuestas en tanto las armas”.

Habiendo agotado todas esas posibilidades, el 5 de mayo de 1917, el Santo Padre dirige una carta, al cardenal Pietro Gasparri, su Secretario de Estado, en la que le encarga dirigirse a todos los obispos para que pidan a los fieles orar por la paz mundial invocando a María como Reina de la Paz: ​“En consecuencia, señor cardenal, os conferimos el encargo de dar a conocer a todos los obispos del mundo nuestro ardiente deseo de que a solicitar la paz se recurra por medio de María.” Así comoquede definitivamente introducida en las letanías de la Santísima Virgen la invocación ‘Regina Pacis, ora pro nobis'”.

Ocho días más tarde, el Cielo responde a esta súplica colectiva. El 13 de mayo de 1917 la «Regina Pacis» se aparece en Fátima a tres niños que juegan y pastorean ovejas en Cova de Iria.
​     Lo hacían todos los días. Salían de sus casas en la mañana y antes de comer daban gracias invocando a sus Ángeles Custodios. Luego, de rodillas, rezaban el Rosario. Así se encontraban cuando, sorprendidos por dos relámpagos, vieron sobre una encina a una Señora de una belleza “indescriptible” y vestida de blanco:

     ​«–No tengáis miedo… Soy del cielo… Vengo a pediros que vengáis aquí seis meses seguidos, el día 13 a esta misma hora… ¿Queréis ofreceros a Dios para soportar todos los sufrimientos que Él quiera enviaros, en acto de desagravio por los pecados con que es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores? –Sí, queremos… –Rezad el rosario todos los días para alcanzar la paz para el mundo y el fin de la guerra».

​     El día 13 de los meses siguientes, a la misma hora y puntualmente, se dieron los otros 5 encuentros. Dios, en la persona de María, se dirigía a nosotros en una forma muy evangélica: elige, para transmitir Su mensaje a tres niños y, además, pastores, “vocaciones” pedidas por Jesús a cada uno de los bautizados. La persecución de que fueron objeto los 3 niños, es otro signo evangélico presente durante las apariciones. Comenzando en sus propias familias, y continuando con el alcalde y autoridades del lugar, llegando a ser encarcelados y amenazados de muerte. Sin embargo, ellos se mantenían firmes, afirmando que, si morían, irían más rápido al Paraíso.

     En las 6 apariciones, la Santísima Virgen pidió, con insistencia, el rezo del rosario y el ofrecimiento de los deberes diarios, por pequeños que sean, para obtener la paz y el fin de la guerra. Y los niños respondieron en forma heroica obteniendo grandes gracias para Portugal.

A 101 años de aquel domingo 13 de mayo de 1917, el mundo convulsiona por la guerra, la corrupción y la falta de aprecio por el don de la vida, y Ella nos da a conocer, de la misma forma que a Jacinta, Francisco y Lucia, su Plan de Paz: en 6 citas, una vez al mes.
​     El Fatimazo por la Paz, es una iniciativa que nos ofrece un tiempo privilegiado para conocer los mensajes y peticiones de Fátima con la gran promesa de Paz. Por decirlo de alguna manera, es iniciar un “curso” de 6 “lecciones” impartidas por la Virgen Maria, las mismas 6 lecciones que dió personalmente a los pastorcitos. Reuniéndonos una vez por mes para leer su MENSAJE, rezar el ROSARIO y hacer una PROCESIÓN con su imagen y el canto del Ave de Fátima.
​     Tal y como los pastorcitos fueron llamados a intervenir en la historia en favor de la paz hoy los cristianos estamos convocados a intervenir, seguros de que el Inmaculado Corazón de María triunfará y será concedida al mundo la paz.

¡Ave María!

Equipo Fatimazo por La Paz.

  • TU OPINIÓN NOS INTERESA, TE AGRADECEMOS NOS DEJES UN COMENTARIO

Categorías: Fatimazo

1 comentario

Norma Batres · 21 mayo, 2018 a las 12:57 pm

Buenas tardes, me gustaría hacer este ejercicio con mis vecinas, me pueden mandar más información para llevarlo acabó como debe de ser, gracias y saludos

Comentario