FATIMAZO POR LA PAZ
Por: Ivette Laviada

Este 13 de mayo se cumplen 101 años de que la Virgen María se les apareciera a tres pequeños en un pueblo de Portugal, hechos que la Iglesia Católica ha denominado como las Apariciones de Fátima.
En ellas, la Virgen María citó a un encuentro puntual cada día 13 por 6 meses seguidos a Lucía dos Santos y sus primos los hermanos Jacinta y Francisco Marto y les fue develando unos mensajes que al día de hoy están más que actuales.
En el año 1917 la situación geopolítica de aquella época se enmarcaba dentro de la Primera Guerra Mundial que hacía estragos por Europa, en la cual franceses e ingleses luchaban contra rusos, alemanes y austríacos; al otro extremo Lenin conquistaba el poder en Rusia a partir de la revolución bolchevique que instaló el comunismo con un sistema que propuso el igualitarismo y la supresión de la propiedad privada, la omnipresencia del Estado, la tortura a disidentes, la descomposición de la familia con el divorcio, el aborto y la eutanasia y una feroz persecución de la Iglesia.
En Portugal las cosas no iban tan bien, desde 1910 con la caída de la monarquía la francmasonería llega al poder con ideologías que persiguen sacar a Dios de todos los ámbitos posibles, de la vida social, la cultura, la política y los corazones de los portugueses; la atmósfera era de desorden y anarquía, homicidios e intentos de asesinato, prácticamente se enfilaban a una guerra civil, sin embargo el Papa Pío X se mostraba fuerte ante estos acontecimientos clamando a Dios por ayuda sobrenatural, en 1914 sube a la silla Vaticana el Papa Benedicto XV haciendo enormes esfuerzos por alcanzar la paz.
Con este ambiente, en Aljustrel, pequeño poblado de apenas 20 casas, unos niñitos llevaban a pastorear a sus ovejas a los campos cercanos; sus colinas favoritas eran la Loca de Cabeço (lugar de la cabeza) y la Cova de Iría (Ensenada de Irene).
En esta última se les aparece la Virgen el 13 de mayo diciéndoles que no tuvieran miedo, que venía del Cielo y les pidió que rezaran el Rosario todos los días para alcanzar la Paz y el fin de la Guerra, petición que les hizo en todas las subsecuentes visitas que les hizo.
Los mensajes de la Virgen en Fátima son una llamada a la conversión, a la reparación por tantas ofensas a Dios, conlleva un mensaje escatológico para el mundo y la Iglesia subrayando el sentido último de la vida -el cielo o el infierno- animándonos a interceder unos por otros a través de la oración e invitándonos a abrazar la devoción a su Inmaculado Corazón que será nuestro refugio y el camino que nos lleve a Dios.
Viendo que a un siglo de sus apariciones estamos viviendo situaciones geopolíticas muy parecidas a las vividas en aquella época y que sus predicciones se han cumplido,
El Fatimazo por la paz nos invita a ser portavoces de dichos mensajes.
María es la gran pacificadora, como buena madre atenta a sus hijos está constantemente intercediendo ante Jesús por nosotros.
¿Cómo nos unimos? La Iniciativa de los Laicos para Alcanzar la Paz, cuenta con la aprobación del Arzobispo de Yucatán y la propuesta consiste en ir cada día 13 de mes (de mayo a octubre) a la Celebración de la Santa Misa, leer el Mensaje del Mes, rezar el Santo Rosario y hacer la Procesión con la imagen de la Santísima Virgen de Fátima acompañada con cantos.
Invitemos a la familia, comunidad, escuela, apostolado y organicémonos con la Parroquia. Si queremos saber más o recibir el material con las actividades y reflexiones escribe a fatimazoporlapaz@gmail.com o al wapp + 52 1 999 128 5324, también visita la página www.fatimazoporlapaz.org
Es como asistir a la “escuelita de María” para contemplar los pasajes de la vida de Jesús contenidos en el Santo Rosario, aprender sobre el poder de la intercesión y el valor del sacrificio para volver nuestra mirada a Dios. ¿Quién no quiere alcanzar la Paz? Su receta es infalible “rezad el Rosario todos los días” ¿Lo quieres intentar?

Categorías: Fatimazo

Comentario