Madre Admirable

Dios al escoger a María como madre de Jesucristo, nos la quiso poner ante los ojos de todas sus creaturas, tanto del cielo como de la tierra, como un prodigio digno de admiración y de ejemplo, ya que nos muestra las maravillas de las que está colmada.

Nos llevaría hojas y hojas el intentar describir todos los motivos por el cual es más que merecedora en llamarla Madre Admirable…

Madre pues nuestro Señor mismo le encargo esta tarea que ella gustosamente ya había aceptado desde antes que su hijo se lo dijera en la Cruz.

Admirable, pues es de admirar que a pesar de su gran dolor, mostró gran fortaleza y aceptación ante el sufrimiento de su hijo. Admirable su respuesta al Ángel Gabriel que al anunciarle que sería la madre de Dios, no dudó ni un segundo en darle su SÍ, sabía las dificultades que tendría, pero su aceptación plena y total al decir “he aquí la esclava del Señor, hágase en mi según su voluntad”, nos muestra la grandiosamente admirable fe, confianza, entrega y amor que profesa a Dios (ejemplo de cómo debe ser nuestro actuar).

¡Que mujer! ¡Es digna de toda admiración! Aún siendo enaltecida al convertirse en la madre de Dios, se vuelve tan humilde al presentarse al servicio de todos nosotros, demostrándolo cuando sin ningún reparo va de prisa al servicio de Santa Isabel, nos demuestra la sencillez de su alma al no esperar ni exigir que su hijo, nuestro Dios, nazca en un palacio, sino todo lo contrario acepta con alegría y amor el pequeño pesebre que se le dio.
Que caridad tan grande muestra al pedirle a Jesús que realice para otros y no para ella su primer milagro, mostrándonos que como madre que es de todos, se preocupa y vela por cosas aún pequeñas que a nosotros nos afligen

Pero ante todo creo que es de gran admiración el corazón tan grande que tiene, pues el amor que nos demuestra y expresa, no solo se queda en sentimiento, sino lo convierte en acciones al interceder fuertemente por nosotros con todo y que lastimamos a muerte a su hijo.

Erika Roche
Equipo Fatimazo por la Paz

No. 11 Serie Letanías Lauretanas.

Categorías: Fatimazo

1 comentario

Laura silva · 16 abril, 2018 a las 8:39 am

Cuanto hay que de decir de lo admirable que fue la Virgen, admirable creo que también fue, poeque llevo su pobreza con alegría, pero con sabiduría de espíritu, admirable fue que logró un matrimonio lleno del amor de Dios, porque la Sagrda Familia , fue ejemplo y modelo de buscar a Dios sin descanso, fue donde el espíritu Santo de gozaba de dar sus Dones, La Virgen fue admirable porque supo hacer del Silencio un encuentro co el padre para alcanzar el pero de todos los que le hicieron daño no sólo a su hijo si no a su inmaculado corazón.
Por eso La Virgen Mercero este gran titulo ADMIRABLE.
SALUDOS EQUIPO.

Comentario