La constancia en la oración y el rezo diario del Rosario son medios para una mayor santificación personal y para lograr resultados más allá de nuestra imaginación, tanto alrededor de nosotros como en todo el mundo.

Sin embargo, perder el Cielo es una posibilidad genuina para las almas no arrepentidas e infieles. Las consecuencias del pecado persistente son terribles. El camino de la oración siempre incluye la confesión de nuestros pecados y las súplicas de misericordia para nosotros mismos y para aquellos que necesitan más perdón.

VIVIR LA VIDA DE FATIMA: JULIO
¿Cómo puedo vivir los mensajes de la aparición de Nuestra Señora del 13 de julio de 1917 a los tres niños pastores?

¿Puedo nombrar los veinte (20) Misterios del Santo Rosario en orden? ¿Porqué es el Rosario un ejercicio valioso?

Durante su TERCERA aparición, Nuestra Señora les pide a los tres pastorcitos que oren diariamente el Santo Rosario para terminar la Primera Guerra Mundial y por la paz en el mundo. Luego, Nuestra Señora anuncia un gran milagro que ocurrirá́ durante su última visita en octubre. También les pide que oren y ofrezcan sacrificios personales por la conversión de los pecadores y en reparación por los pecados, especialmente los pecados cometidos contra Su Inmaculado Corazón.

Nuestra Señora les muestra a los niños una visión del Infierno, el destino final de los pecadores que mueren sin arrepentirse de sus pecados. Y les dice a los niños que la devoción a su Inmaculado Corazón será́ un medio eficaz para evitar ese terrible destino.

Si la devoción al Corazón Inmaculado se establece y es observada por los fieles, los errores no se extenderán por todo el mundo, se obtendrán conversiones, y se otorgará una era de paz

¿Rezo por la paz todos los días? La paz comienza cuando nuestra propia alma está en paz. Luego la paz se extiende hacia fuera de nosotros a nuestras familias, nuestros lugares de trabajo, a nuestros amigos, y finalmente a todo el mundo. La oración frecuente y constante por la paz nos ayuda a convertir nuestros corazones y almas a Dios, llenándonos de paz y creando paz entre los que nos rodean.

¿Creo en la existencia del infierno? Un temor al infierno es sano para todos nosotros. ¿Por qué́ ? Sin rodeos y repetidamente en los Evangelios, Nuestro Señor deja claro la realidad acerca del Infierno. Él nos invita a evitar el destino de los pecadores que mueren sin arrepentimiento al no responder a Su mensaje. ¿Cómo? Luchando por la santidad personal. ¿Cómo? Oración diaria; examen personal; confesión sacramental frecuente; y un deseo sincero de enmendar nuestras vidas: este es “el camino recto que nos conduce por la puerta estrecha.”

Puedo preparar cuidadosamente una buena confesión.

 

La santidad personal es el plan del Cielo para la salvación y la paz para nosotros mismos, nuestras familias, nuestras comunidades y el mundo entero.

previous arrow
next arrow
Slider