Reina de los Apóstoles

Publicado por Equipo Fatimazo Por la Paz en

REINA DE LOS APÓSTOLES 

María es la reina de los Apóstoles, porque Ella fue escogida por Dios para ser Madre de Nuestro Señor Jesucristo y darlo al mundo. También fue hecha Madre nuestra y de los apóstoles por nuestro Salvador al pie de la Cruz.

Los Apóstoles fueron llamados a seguir a Jesús y vivieron con El tres años, pero María, desde el instante de la Encarnación del Verbo hasta la Ascensión de Cristo, vivió en íntima unión con su Divino Hijo, los Apóstoles fueron elegidos para predicar al mundo la divina palabra; María fue escogida para traer a la tierra la Palabra substancial, personal, el Verbo de Dios.

El título de reina de los apóstoles conviene tanto a María. Que si los apóstoles instruyeron a los pueblos de toda la tierra, ellos lo fueron por María; porque según san Bernardo, los apóstoles recurrieron a ella en sus dudas y cuando querían estar seguros de las intenciones de Jesucristo sobre algún punto de su creencia.

Como no iba a ser ella, la reina de apóstoles, si es ahí, en el Cenáculo, cuando María los reúne, los prepara, los anima y los llena de valor para salir a predicar todo aquello que su Amado Hijo les había enseñado y llenos de la Gracia del Espíritu Santo, éstos doce discípulos salieron de ahí, con ésta gran Misión, ser mensajeros de la Buena Nueva a todo el mundo. Ellos debían dar testimonio de todo lo que Él les compartió, como sus discípulos. Ella fue enriquecida con mayor abundancia de los carismas del apostolado en el día de Pentecostés.

No hay otra razón que explique la permanencia de María en la tierra, aún después de la Ascensión de Jesús a los cielos, sino la gran necesidad que de María tenía la Iglesia naciente. Esta Iglesia no era más que la continuación, la prolongación, de la personalidad de Cristo y de su cuerpo místico. La Providencia, obraba de manera conveniente a sus designios confiando a los cuidados de María la Iglesia recientemente constituida, de la misma manera que le había confiado anteriormente el cuidado del pequeño Jesús.

María fue a maestra de los apóstoles y los primeros cristianos porque ella admirablemente edificó a los fieles con la santidad de su ejemplo, con la suavidad de su consuelo, con la eficacia sus oraciones, con sabiduría y el amor para asistirlos ante cualquier duda, es así como María, da al mundo, por segunda vez, a Jesús, mediante los apóstoles, sin ellos la obra de nuestro salvador quedaría incompleta…. y ¿quiénes son los apóstoles de estos tiempos?

Veamos, el significado tan importante de estas dos palabras DISCÍPULO-APÓSTOL, son dos acciones que están íntimamente relacionadas entre sí, no puede ir una sin la otra jamás, es un deber de todo cristiano hacerlo así.

La palabra Griega Apóstol, significa enviado, los judíos solían decir que el enviado de un hombre es como si fuera el mismo, por eso el apóstol o enviado tiene especialmente la función de hacer presente a quien lo envía.

Ahora bien, la palabra Discípulo viene del latín “discípulus” que sirve para referirse a alguien que sigue una doctrina, para que exista un discípulo es necesario que exista un maestro.

Por lo tanto quien es discípulo de Jesús, de sus enseñanzas, de su evangelio, debe ser un buen apóstol de su palabra e ir a compartir con todos nuestros hermanos aquello que aprendió, y que alguien también le transmitió cada día cuando rezamos en el Padre Nuestro, decimos: danos hoy nuestro Pan de cada día, ese Pan que alimenta  nuestras almas, ese Pan de Vida Eterna, ese Pan que nos hace amar y perdonar a cada hermano, cómo lograrlo, pidiendo la maternal intercesión de nuestra Madre del Cielo, de Nuestra Reina de los Apóstoles, sin ella no podemos ni debemos caminar. Hagámosla reina de nuestro corazón para que sea ella quien nos lleve a Jesús y dirija cada uno de nuestros pasos aquí,  para así poder ser muy buenos apóstoles de su amor.

Maria, Reina de los Apostoles, ¡ruega por nosotros, que recurrimos a vos!

 

 

CLARITA SILVA DE SERVIN

Equipo Fatimazo por La Paz

No. 43 de la Serie Letanías Lauretanas

Fuentes:

Meditaciones sobre las Letanías para el mes de mayo. Cardenal Newman.

Catholic.net

Aciprensa.com

Mariologia.org

Print Friendly, PDF & Email
Categorías: Letanías

Comentario