𝗦𝗔𝗕𝗔𝗗𝗢 𝗦𝗔𝗡𝗧𝗢: SILENCIO Y CONVERSIÓN
.
📌¿QUE SUCEDIÓ HOY?
Sábado, día dedicado a la Virgen, cuando todos los discípulos estaban abatidos, Ella era la única que tuvo esa Fe y esperanza en que Cristo que, por Amor dio la vida en la Cruz, resucitaría como dijo. Ella la Madre de la Soledad en el Sábado, es la Madre esperanzada. Así queda la creación a la espera de la Victoria definitiva.
.
📌REFLEXIÓN
El Sábado Santo, es un día de silencio, pero este silencio se puede llamar plenitud de la palabra porque “resplandece el misterio de la Cruz”. La cruz sigue en pie, pero vacía, el madero nos habla por sí mismo. Cristo murió por mí, la salvación me ha sido dada, es momento de volver a la casa del Padre. En efecto, el sábado es un día de silencio, meditación y espera triunfal. Es el preámbulo para la más grande y trascendental fiesta que el ser humano puede anhelar, y que es escándalo de los pueblos: “RESUCITÓ DE ENTRE LOS MUERTOS”.
.
📌¿QUE HACER HOY?
Es importante meditar todo lo que vivió María y saber encontrar en su testimonio aspectos que realmente nos animen en nuestro camino tras las huellas de aquel Jesús que se entregó por amor y que nos regaló a María como ejemplo a seguir. Al caer el sol, muchas parroquias inician sus vigilias, y el primer rito de la vigilia es la bendición del fuego nuevo, signo de la luz del resucitado.
.
📌OREMOS
Acudamos a Santa María: Virgen de la Soledad, Madre de Dios y Madre Nuestra, ayúdanos a comprender que es preciso hacer vida nuestra la vida y la muerte de Cristo. Morir por la mortificación y la penitencia, para que Cristo viva en nosotros por el Amor. Y seguir entonces los pasos de Cristo, con afán de corredimir a todas las almas. Dar la vida por los demás. Sólo así se vive la vida de Jesucristo y nos hacemos una sola cosa con Él.
.

Categorías: Semana Santa

0 comentarios

Agradecemos nos dejes un comentario

A %d blogueros les gusta esto: