Muy buen día.
Como comenté el día que pasaron la película en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, expongo mi vivencia:

El caso va en relación con la sra. Silvia G. C., una persona que colaboraba en la parroquia como encargada de la librería parroquial. Ella entre otras cosas tenía la bella costumbre de hacer el rosario TODOS LOS DIAS  a las 5 PM. no importaba si había gente, ella contra viento y marea rezaba el santo rosario sin fallar, siempre motivaba a la gente para que participara, yo tuve la fortuna de participar con ella un mes de diciembre que estuve de vacaciones, y créanme que fue supremo para mi.
Hacia donativos para rifar alguna prenda de oro o alguna imagen para recaudar fondos y siempre era en pleno anonimato, organizaba ventas los sábados en la tarde y domingos también con la finalidad de conseguir fondos para las distintas obras en la parroquia. Cuando a mi esposa le detectaron el cáncer, ella nos motivó y nos pidió que hiciéramos el rosario diariamente que la Santísima  Virgen  le ayudaría en su calvario, que a ella la estaba bendiciendo todos los días con estar bien ya que tenía cáncer de hígado desde hacia muchos años y que gracias a ella estaba bien.
Después de varios años su salud empezó a decaer y estuvo en cama muchos meses, luego logró levantarse pero al poco tiempo volvió a decaer, le tuvieron que bloquear de la cintura para abajo para que los dolores no la torturaran como lo estaba haciendo en ese momento; yo tuve la dicha de llevarle la comunión en sus últimos días y recuerdo con cariño como al despedirme de ella solo pudo sonreir muy leve y dos lágrimas  rodaron por su mejilla….. La Santísima Virgen  se la llevó el día 13 de mayo. La Santísima  Virgen  le extendió los brazos. Fue algo que el mismo padre Fdo. Sacramento párroco de Fátima en ese año hizo notar, vivimos ese milagro de amor que la Santísima Virgen de Fátima nos regaló……..
Queda éste testimonio para motivar a la gente que vuelque su amor y devoción a nuestra MADRE CELESTIAL.

Autor: VICENTE DE PAUL CERVANTES BURGOS.

Categorías: Testimonio

Comentario